Bienvenido


Estimado visitante de esta página, reciba en primer lugar la más calurosa acogida a la misma en nombre de la Gran Logia Ibérica Unida (GLIU). Esta orden masónica, surgida de la voluntad de un grupo de Francmasones regulares españoles que se hallan preocupados por el desarrollo de la Francmasonería en España, se basa en los más puros principios del Arte Real y pretende ser, al tiempo que plenamente española, universal y practicar sus trabajos de acuerdo con los principios que le son propios para conseguir que sus miembros vayan mejorando moralmente y puedan ser un referente en la sociedad en la que se desenvuelven.

Los principios de Libertad, Igualdad, Solidaridad, Amor Fraterno, Tolerancia y Universalidad conforman toda su actividad; por ello tienen cabida en esta Institución fraternal iniciática todos los hombres libres y de buenas costumbres. Hombres libres que no se hallen sujetos a prejuicios o dogmatismos que les impidan ser comprensivos y tolerantes con las ideas y concepciones de los otros y que en todo momento actúen de acuerdo con sus principios morales, distinguiendo claramente, aquello que corresponde a la vida privada, creencias, convicciones, etc. y lo que es propio de la vida colectiva y social, que afecta por igual a todos los ciudadanos. Son normas de actuación el librepensamiento y el laicismo entendido como la expresión de máxima tolerancia al separar entre lo colectivo y lo individual y no como enfrentamiento entre diferentes concepciones o personas.

La Francmasonería, una forma peculiar de moral, velada por alegorías o enseñada mediante símbolos, exige de todos sus miembros un trabajo constante y personal que les permita alcanzar los objetivos que se han propuesto de conocerse mejor y mejorarse a si mismos para conseguir ser auténticos templos donde pueda residir el Gran Arquitecto del Universo. La adquisición de conocimientos es tarea fundamental y los conocimientos exotéricos y esotéricos que los rituales nos prestan y que los símbolos nos trasmiten nos facilitan el camino para conseguirlo.

La tradición masónica española, y los padecimientos que la misma ha sufrido a lo largo de la historia bien merecen que exista una estructura sólida, respetuosa con las leyes del país y que ponga frente a la sociedad el papel que ha desempeñado y debe continuar desempeñando en la implantación y práctica de los valores que le son própios, solidaridad, tolerancia, amor fraterno y la no discrimacion entre los distintos grupos humanos.

Esperamos, estimado visitante, que en esta página encuentre los elementos necesarios que le permitan formarse una idea propia, totalmente libre, de nuestra Obediencia y si desea mayor información no dude en contactar con nosotros. En esta página verá que existe una zona privada y ello es porqué esta zona está reservada exclusivamente a los miembros de la Obediencia.

Reciba un cordial saludo.

M:.R:.H:. Josep Corominas i Busqueta